Bypass gástrico

El bypass gástrico en Y de Roux consiste en realizar una reducción del estómago, creando una pequeña bolsa gástrica que restringe la ingesta de alimentos a pequeños volúmenes.

El nuevo reservorio o bolsa gástrica (20 a 50 cc), se une al yeyuno, mientras que el resto del estómago no se extrae, pero queda aislado al paso de alimentos, aunque sus secreciones se vacían de forma natural a través del píloro y hacia el duodeno.

Esto se consigue dividiendo el intestino delgado a unos 40 cm del ángulo de Treizt, con la finalidad de formar una unión con la nueva bolsa gástrica (asa alimentaria). El otro extremo de este segmento se une a la llamada ramificación de Roux del intestino (asa biliar), lo cual crea una característica forma de "Y" que es la que da nombre a esta técnica.

Resultados esperados

El bypass gástrico permite obtener excelentes resultados a corto, medio y largo plazo, logrando descensos del exceso de peso a los 5 años de un 70%.

Ventajas del by-pass gástrico

El bypass gástrico está considerado como el “gold standard” de la cirugía bariátrica en cuanto a experiencia y resultados a largo plazo. Presenta tanto las ventajas de las llamadas técnicas restrictivas como de las malabsortivas, y menores complicaciones. Además, se pueden modificar los porcentajes restrictivos y malabsortivos dependiendo de las características de cada paciente.

  • Es la intervención mas realizada en el mundo y desde hace mas tiempo en la cirugía de la obesidad, con la  que se  suelen contrastar las otras técnicas.
  • Permite alcanzar pérdidas de sobrepeso superiores al 70%.
  • Proporciona una muy buena calidad de vida.
  • Presenta pocos efectos secundarios.
  • Se trata de una excelente cirugía para los pacientes golosos y picadores entre horas.
  • Permite un rápida recuperación.

Desventajas del by-pass gástrico

  • Se pierde la función de la válvula pilórica, que regula el vaciado natural del estómago.
  • Al igual que otras técnicas que llevan un componente malabsortivo, pueden necesitarse suplementos vitaminicos como B12, acido fólico y minerales como el hierro y calcio, aunque en la mayoría de los pacientes esto no es necesario.
  • Posibilidad de dumping, diarreas.

Intervención, postoperatorio y seguimiento

La duración de la intervención es variable, en función de las características de cada paciente. Puede ir desde hora y media a tres horas.

El paciente pasa las primeras horas en la unidad de reanimación o UCI para mejor control postoperatorio inmediato, pasando a su habitación a continuación.

A las 48 horas de la intervención, se realiza un control radiológico, antes de reiniciar la dieta oral progresiva por protocolo de cirugía bariátrica.

El alta se produce a los 5 días

A los 8  días el paciente se puede reincorporar a su actividad habitual, siempre y cuando no realice esfuerzos físicos. Al cabo de un mes se pueden realizar esfuerzos físicos y practicar deporte.

La dieta se realiza por fases que van desde los liquidos, túrmix y blandos, a una dieta normal pero siempre de menor cuantía. Se deben evitar las bebidas con gas, masticar despacio e ingerir los líquidos al principio y final de las comidas, en un plazo aproximado de 2 meses. Los pacientes realizan una alimentación variada y normal aunque en cantidades menores.

Se pauta en el primer mes, además del protector gástrico, un polivitamínico, un suplemento proteico y, durante 3 semanas, una inyección subcutánea diaria de heparina de bajo peso molecular para evitar riesgo de trombosis.

Controles y seguimientos en consulta mensuales  los seis primeros meses y luego anuales, con los estudios analíticos pertinentes.

Observaciones

El bypass gástrico en Y de Roux se considera actualmente el patrón de referencia de la cirugía de la obesidad, ya que es la técnica más utilizada y con la que se comparan otras técnicas. Se trata de una técnica con más de 30 años de existencia que se viene practicando por vía laparoscópica desde el año 1998. Esta técnica permite lograr resultados satisfactorios en el 95% de los pacientes, por lo que es la técnica preferida por la mayoría de los cirujanos.


Otras técnicas